Apagar las estrellas

Es 18 de octubre, fiesta de san Lucas, el santo de mi padre, Luka Brajnović, a quien está dedicado este blog. Me hubiera gustado regalarle algo especial desde estas páginas del ciberespacio en esta fecha señalada. Pero la vida misma a veces se interpone a los deseos...

Los recuerdos

Llegan de improviso desnudando su fascinación convertida en nada. Parecen verdades que se oyen y miran hasta que aparezcan en el libro de los olvidos.   Ni siquiera sirven para poder volver entre los que sufren y llevarles una corona de alegría.   No tienen un lugar...

Miradas de don Luka

La mirada más azul y conmovida que recuerdo de Don Luka -un hombre caracterizado por ellas- fue cuando volví de Kotor con la impresión de que era en efecto una de las bahías más bellas del mundo, y la noticia de que habíamos logrado ver a algunos de sus parientes. Él...

Quisiera ver de nuevo

Reproduzco aquí un poema de mi padre en el que expresa la añoranza por su amado Kotor: Quisiera ver de nuevo (sólo una vez) la pequeña mar de mi bahía, ondeada por el siroco húmedo e irritante en espera de las cortinas de lluvias extendidas entre montaña y montaña...