Sin noticias de la suerte de Ana y Elica

Pablo Tijan, cuñado de Luka Brajnović, y compañero de fuga, recibió en el campo de refugiados de Fermo a finales de julio de 1945 una carta de un sacerdote croata en la que le decía que sus padres estaban sanos y salvos en Senj, su ciudad natal. Pero la misiva no...

Diálogos de amor, fe y experiencia

En el campo de refugiados de Fermo, Luka Brajnović continúa sin saber nada de su esposa y de su hija  que siguen en Zagreb y se aferra a la fe convencido en que volverá a verlas. La experiencia le dice que la fe no le ha librado de terribles tragedias en el pasado,...

Últimos días en Bolonia

El 6 de julio de 1945 se cumplieron dos meses desde que Luka Brajnović y Ana Tijan se separaron en Zagreb pensando que sería cuestión de unos días y la situación se estaba complicando cada vez más. Luka estaba en Bolonia, en un campo de refugiados provisional...

Malos presagios

Vuelvo una vez más al relato cronológico de la historia de mi padre, Luka Brajnović, al que dejamos en junio de 1945 en el campo de refugiados de Reggio Nell Emilia, separado de mi madre, Ana Tijan, que estaba en Zagreb con la pequeña Elica. En ese momento no sabían...

La soledad de Ana

Retomo el relato de la historia de mis padres, esta vez con los recuerdos de mi madre, Ana Tijan, que se había quedado sola  en Zagreb durante la peligrosa posguerra yugoslava. Mientras Luka Brajnović planeaba cómo volver a Croacia desde los campos de refugiados de...