Debido a problemas técnicos del servidor, la web ha estado inaccesible desde el viernes pasado. Quienes hayan querido leer el blog, los testimonios o las colaboraciones este fin de semana, habrán encontrado un mensaje de error y una página en blanco. Pero seguimos estando aquí. Pido disculpas por las incoveniencias que haya podido traer consigo esta situación. Afortunadamente esas dificultades han sido subsanadas y volvemos a estar presentes en la red con todos nuestros contenidos. 

%d bloggers like this: