En ocasiones, la vida se complica de forma inesperada. A mí me ha sucedido últimamente con un empeoramiento de la salud de mi madre que me requiere toda la atención. Mientras esta situación dure no voy a tener el tiempo que quisiera para dedicar a este blog, aunque sacaré lo que pueda de aquí y allá . Pero lo primero es lo primero. Y ahora mi prioridad es mi madre que tiene 96 años, la cabeza perfectamente clara y un aspecto estupendo, pero una salud muy deteriorada y me necesita a su lado muchas horas al día. Ella me lo ha dado todo durante muchos años de su vida y yo estoy feliz de poder corresponderle de alguna forma.

Si me mandáis colaboraciones, anécdotas y recuerdos, os lo agradeceré enormemente, porque me ayudará a mantener el blog vivo con vuestras aportaciones. Yo haré todo lo que pueda por mi parte. Creo que se lo debo a mi padre del que he recibido tanto. El era un trabajador incansable fueran cuales fueran las circunstancias en las que le tocó vivir.

Gracias por vuestra paciencia y vuestro apoyo.

Olga Brajnović

%d bloggers like this: